viernes, 1 de mayo de 2015

STEFANIA MOSCA (Caracas, 1957-2009) Narrativa Venezolana de Siempre





Stefania Mosca (Caracas en 1957-2009). Su obra abordó el ensayo, la crónica, el cuento y la novela. Se graduó en Letras en la Universidad Central de Venezuela e hizo estudios de postgrado becada en la Fundación de Estudios Internacionales Ortega y Gasset, en el Instituto de Cooperación Iberoamericana, en Toledo, con Fernando Rodríguez La Fuente y Joaquín Rubio. Cursó la maestría en Literatura Latinoamericana de la Universidad Simón Bolívar. Entre sus libros se encuentran La memoria y el olvido (1986), Seres cotidianos (1990), Banales (1993), Mi pequeño mundo (1996), Cuadernillo Nro. 69 (2001), Maternidad (2004),  El Circo de Ferdinand (2006), Mediáticos (2007).


Selección por Gladys Mendía de Mediáticos



 Mar Caribe

Solo tus  ojos y nada como el azul de este mar, esta calidez, esta lentitud, esta recurrencia que cura el alma y el vulgo denomina olas. El mar, la materia misma de la vida, siempre recomienza -repetía Adriano González León citando a Valéry en las clases de literatura latinoamericana. El mar Caribe o el venturoso mar de las Antillas acompaña mi incertidumbre, mi asombro de ser, mis excesivos sentimientos, los colores de mis gavetas, las telas de mis pañuelos, mi preferencia por los personajes a contraviento, mi secreto en los crepúsculos...y el mar allí, en eso vacío, a veces plácido, que me acompaña, no lleva tu nombre, pero sí el color de tus ojos, padre, antes de marchar.





Destino

Supe mi destino anticipadamente y no pude alcanzarlo. Saber lo que somos no da ni quita nada. Finalmente solo podemos vivir lo que vivimos. Cada espacio de materia requiere al menos el doble de su misma cantidad de vacío. Ni puedo distinguir si el pasajero del último vagón requiere de nuevos indicios. Yo solamente busco mi pasado allí, con esas versiones de lo que aconteció. Juego a tener una vida propia, a hilar la historia de los sentidos. Una historia, un argumento y sus consecuencias. ¿Y el cielo? ¿Acaso el color del cielo no es importante?




Abeja reina

Hacer miel, algo tan dulce, no puede hacerle daño a nadie. Y, sin embargo, la opresión,la servidumbre, el yugo, la tiranía, todo por la perfección del panal, por la dulce sustancia que nutre y embellece el desayuno de los hombres.

 Imperfección Lineal

Es de rayas la franela. Largo gesto, adusto:
-Aló- dicen las voces.
Los escuchas suspirar. Quieren más. Un mensaje contundente. Quieren más.
-Aló...
Y el vacío sigue allí, entre líneas.









No hay comentarios: