sábado, 16 de agosto de 2014

LEO CÁCERES. Poesía Actual de Perú



Leo Cáceres  (Puno – Perú 1988). Realizador de cine y televisión. Últimamente dedica su tiempo a un estudio pormenorizado de la filosofía occidental y a la neurociencia. Planea realizar un documental sobre la cultura andina vista desde un prisma poético, donde las imágenes hablen solas; y hacer un cortometraje sobre la vida y la obra de Carlos Oquendo de Amat. Libros de poesía inéditos: Aromas oscuros y Astro Deseo.

Selección por Gladys Mendía del Blog del autor: www.cosmoedro.blogspot.com


Astro Deseo V




nos fumaremos las estrellas
con el humo crearemos un lodazal de guerra
poblaremos los bordillos de las sonrisas más bonitas del mundo
almorzando margaritas en mitad de la estepa

nos parece al ocaso y a mí
que la luna hoy es el noúmeno más hermoso de lo ininteligible
y no hay verbos abatidos que la acaparen

desentono frecuentemente

ojeras del universo
arco blanco de melancolías contrarestadas
vertebrado crepúsculo de ojos baldíos
bosque incendiándose en reposo
la hojarasca atormentada de los sueños
latidos transparentes de un corazón insólito

contemplo
a tu lado
la sangre que se yergue
desde la discreta sordomudez del primer otoño

ronda con tus onirías de plata las cafiqueas de mi trazado
medianoche
en la estacada nadie sabe de dónde nadie sabe qué nombre

los gestos anochecieron aún vivos
caí con ellos en la maleza de la vacuidad

la muerte se posó en tus flores
como una abeja

eres un sereno anochecer encarnado






Astro Deseo XIX




A mi tío Lucho

«Under the bludgeonings of chance
My head is bloody, but unbowed»

William Ernest Henley


en esta habitación que me ha amparado y alimentado
con su fragua lívida         oleaje de tierna locura 

aquí donde le hice el amor a mi muerte a mi ego
donde plasmé a sustos el gozo de sentirme amado y comprendido
donde mi plática se convirtió en beso de alumbrada osamenta
y el arte de anochecer         la sombra de mí mismo
aquí antaño celebré rituales altaneros 
piedras acorazonadas en los compendios
toda una colección de tambores etílicos
  celdas gratas de barrotes consanguíneos  
hematomas fugaces de pueril barbecho
  luces aletargadas en la soledad de emergencia

 un rayo alcohólico regurgitado
y las enseñanzas del bhagavad gita
cernían mi alma       faz esmeralda

los fantasmas del tiempo hoy me lanzan días muertos a la cara
desde aquí abajo se ve como dormita la rojez arcaica de la semilla
que es también el patio donde él se detenía a contemplar epifanías
como si las nubes hipando
le entregaran la carta de
renuncia a la sabiduría

las calles percuten mi búsqueda
las puertas chochean de viejas
es tiempo de resintonizarme

ahora ofuscación quieta y parca
que tremolas las ventanas y enrumbas
la apacheta lacustre  

ahora solo te pido 
que le des tierra a mi destino
para tener con quien compartir
la angustia de tener memoria







No hay comentarios: