miércoles, 19 de octubre de 2011

Yenny Bernal y Henry Alexander Gómez. Poesía Actual de Colombia

Yenny Bernal. Bogotá (1987). Estudiante de Licenciatura en Español e Inglés de la Universidad Pedagógica Nacional. Gestora cultural y co-fundadora del Festival de Narrativa y Poesía Ojo en la Tinta. Actualmente es colaboradora de la revista Contestarte la Universidad Nacional de Colombia. Sus poemas han sido publicados en diferentes revistas nacionales e internacionales. En el 2011 publicó en Raíces del Viento: cinco poetas jóvenes colombianos de la editorial Cuadernos Negros. Miembro del colectivo literario La Raíz Invertida.


TIC TAC

Le pregunto al tiempo
si puede detenerse
mientras finjo que vivo
para que su tic tac
no acelere mi caída.



BREVE 4

Entonces
la puerta se cerró
… al regresar
las guardas
eran otras.



Henry Alexander Gómez. Bogotá (1982). Estudió Licenciatura en Ciencias Sociales en la Universidad Distrital Francisco José de Caldas. Gestor cultural, es fundador y director del Festival de Narrativa y Poesía “Ojo en la tinta”. Investigador del fenómeno sociocultural del rock, el metal y sus vertientes, ha realizado varios trabajos y conferencias acerca de la relación entre literatura, rock and roll y metal en diferentes universidades.Accésits del Concurso Nacional de Poesía “Si los leones pudieran hablar” (2008), Casa de poesía Silva. Sus poemas aparecen en las muestras de poesía Piedras en el trópico (2011) y Raíces del viento (2011). Actualmente se desempeña como promotor de lectura y escritura en la Red Capital de Bibliotecas Públicas de Bogotá–BibloRed y hace parte del colectivo literario La Raíz Invertida.
Velo de noche

Vivir la lentitud
de la hormiga,
confuso
en una ola de arena.

Entre el amor y mi sangre
hay un silencio de pájaros,
velos
como mareas de hielo
bordados
con filamentos de sal.


Alguien ha escrito mi nombre
en
una
roca
incendiada

con el carbón que tiñe
lentamente

la noche.
La lentitud

En lo profundo
del río
brama
a veces
un árbol
que no para de crecer.

La mosca
siempre teje
el hilo de su araña.

Es el diablo
quien desliza
el cerrojo
tras girar quedó la puerta.

No hay comentarios: