lunes, 4 de julio de 2011

Cristian López Talavera. Poesía Actual de Ecuador



CRISTIAN LÓPEZ TALAVERA Nació en Quito, en 1985. Poeta, narrador, editor y docente secundario. Fundador de la revista Ojos de perro azul. Ha escrito Casa de Soledad (poesía). Ganador del concurso Interfacultades, Premio Universidad Central; obteniendo la medalla de oro. Mención de Honor en el concurso de poesía joven Ileana Espinel Cedeño. En el 2010, es parte de la Antología Los Engendros de la Luna, que recoge a los ganadores del Concurso Nacional de Cuento y Relato, Taller Cultural Retorno. Ha participado en eventos literarios en Ecuador y Perú.


BIOGRAFÍA DE UN SER VEDADO EN LA NOCHE

Sometido a la garúa de tu cuerpo
La tierra se deforma, azorada en la noche
Ángel que flotas, siniestra
En tus ojos, manoseados por pájaros muertos
Se evaporan soledades
Ser con rostro de madera
Que lloras el lamento
Tus manos inducen un atrio
Ensangrentado
Para que encuentren el relámpago
Acucioso de tu alma
Postrimero, ensanchas tu dolor en taciturnos crímenes
soledad ventisquera que pereces al abrazo de la tierra
agua que te diluyes en el voraz incendio del amor

¿lágrima ebria incrustada en el olvido?
Tus labios florecen como nardos vacuos

(la luna te consume al caminar por estas tierras ¿sorpresa? Criatura triste, sola, deslumbrada en el gemido de un perro, hirsuto como tu hueso)

Torpe caes en un bosque
sediento de vejez
Bocas que rehúyen al barullo de la noche


Animal hermoso que varas sobre chinescos que se merman
Ante el ojo miope del guijarro

Alma funesta Melancólico rostro, pertinaz
Te muestras entero, sucio, hambreado
Decaes en el sueño como isla rota

(metalurgia del fuego azotas la venganza del silencio. La tierra gime de dolor, con sus uñas de polvo, roza las mejillas del cielo. Abrupta se estremece. Su voz te atraviesa la piel abocada al viento)

Nada te pertenece, ninguna cópula, ningún territorio
Es vacío el camino en que te muestras
Vedado, te enredas en el
/momentáneo lagrimear del hambre
Solitario ángel remendado
En el ansioso sueño

Máscara hierática
Destrúyete a tí mismo

1 comentario:

Anónimo dijo...

Genial poeta, quisiera leer más de su poesía